El alambre de acero galvanizado es un alambre versátil que se ha sometido al proceso químico de galvanización. El alambre galvanizado es fuerte, resistente al óxido y multipropósito. También viene en una variedad de calibres.

La galvanización es un proceso en el que un metal se recubre con zinc sobre hierro o acero para evitar que se oxide y se corroa. Esto ayuda a prolongar la vida útil del metal, especialmente si está expuesto a la intemperie o al agua.

El metal galvanizado se usa a menudo en estructuras de acero, cables y cuerdas de alambre para proporcionar una mayor durabilidad. Debido a que el alambre de acero galvanizado es tan fuerte, funciona excelentemente en la construcción de viviendas y negocios.

El acero galvanizado tiende a ser más rentable que la mayoría de los otros aceros tratados o revestidos. También está listo para usarse en el momento de la entrega porque no requiere preparaciones de superficie, inspecciones, recubrimientos o pinturas. Se espera que el acero industrial dure más cuando se somete al proceso de galvanizado. Por ejemplo, el acero galvanizado puede durar unos 20 años expuesto al agua y hasta 50 años en la mayoría de los demás entornos.

Además, el alambre de hierro galvanizado es mucho más fácil de manejar y maniobrar que otros tipos de alambres metálicos, lo que lo convierte en una buena opción para proyectos que requieren mucha precisión. Así que no lo pienses más y solicita que tus cercas de seguridad sean fabricadas con este material. Te esperemos en: MALLAS DE MORELIA.